La Generación perdida de España y Europa [La 2]

Esta semana me he dado el capricho de constiparme, para así poder descansar y estar mas tiempo en la cama, ya que debido a mi ritmo de vida durante el año es algo que no puedo permitirme por el volumen de trabajo al que me veo sometido. Así que he tenido bastante tiempo para ver documentales, conferencias, vídeos, etc…

Este es uno de los que mas me ha llamado la atención, ya que entre otras cosas muestra la triste situación en la que nos vemos casi los jóvenes en España al terminar nuestros estudios.

En él no se habla de seguridad informática, pero si se hace referencia a las redes sociales y como estas pueden beneficiarnos tanto como perjudicarnos, debemos utilizarlas correctamente y en nuestro beneficio para ser una sociedad conectada y disfrutar de las posibilidades que nos brindan. Pero con cabeza para evitar que nos controlen y nos persigan, o hagan negocio con nuestros datos (y no es conspiranoya).

Siempre exigiendo nuestros derechos y nuestras libertades.

En cuanto a los estudios, yo personalmente creo que por mucha falta de trabajo que exista debemos aprovechar el tiempo y estudiar para así formarnos y ser profesionales, siendo proactivos para que cuando aparezca ese puesto vacante soñado, o al menos digno, tengamos qué ofrecer y podamos optar a el. Y también crecer como personas e investigar y desarrollar por nuestra cuenta, o quien sabe, quizás debamos emprender con nuestro propio proyecto.

Al menos yo no podría vivir del aire sentado todo el día en el sofá sin hacer nada mas que ver la televisión o mirar la pared. Sin mis “cacharros” (como dicen mi madre y mi pareja) ni mis investigaciones yo no creo que pudiera ser plenamente feliz.

¿Y tu que opinas? Puedes comentar sobre ello.

Si te ha gustado puedes seguirme en Twitter, Facebook, Google+ o compartirlo con los botones ubicados debajo de esta publicación.

Ayudanos a llegar a más lectores Share on LinkedInShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario